Comunidad de Opositores
"; } else { echo "
"; } ?>

El procedimiento Monitorio

"; } ?>

Es un procedimiento especial previsto para reclamar cantidades de hasta 250.000 € cuando la deuda conste en algún tipo de documento.

Este documento puede ser de cualquier tipo, es igual la forma, clase    o soporte físico en que se encuentre si aparecen firmados por el deudor o con su sello, marca o con cualquier otra señal, física o electrónica. También se  admiten las facturas, albaranes de entrega, certificaciones… etc. que puedan acreditar una relación comercial entre el acreedor y el deudor.

Este procedimiento es aplicable en los casos de reclamaciones de las cantidades que se adeuden por los gastos comunes en las comunidades de vecinos.

La intervención de abogado y procurador será obligatoria en el caso de que el deudor formule oposición y / o la cuantía de la reclamación supere 2.000 €.

¿Cómo se tramita el procedimiento?

Se inicia mediante una simple petición, para la que no es obligatoria (aunque sí conveniente) la intervención de abogado y procurador formulada ante el Juez de Primera Instancia del domicilio del deudor; en los casos de reclamaciones por gastos comunes en las comunidades    de propietarios, el que inste el procedimiento puede hacerlo, a su elección, ante el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del demandado o del lugar donde se encuentre situada la finca.

En esta petición debe indicar sus datos, quién es el deudor y su domicilio, el origen y la cuantía de la deuda, y debe acompañarse el documento con el que se pretenda justificar la existencia de la deuda.

El juzgado le notificará al deudor la reclamación que ha interpuesto contra él el acreedor y le requerirá para que el un plazo de 20 días la abone o si no está conforme, presente en un escrito de oposición los motivos que tiene para no pagar la cantidad que se reclama.

El deudor en estos casos puede:

  • No hacer nada, esto es, ni pagar la deuda ni presentar escrito de oposición. Ante esta situación, el juez ordena la ejecución por la cantidad reclamada e inicia diversas actuaciones dirigidas a cobrar la deuda embargando los bienes que posea el acreedor. Desde que se dicte este auto del juzgado despachando ejecución, la deuda generará intereses, gastos y costas que también deberá e abonar el deudor.
  • Pagar la deuda: Se archivarán las actuaciones.
  • Oponerse a la reclamación del acreedor: Debe hacerse por escrito, para cuya redacción será obligatoria la intervención de abogado y procurador.En estos casos la reclamación se tramitará por los trámites del juicio ordinario que corresponda según la cuantía o cantidad que se reclame (proceso ordinario para reclamaciones que supere el importe de 6.000 € o verbal cuando no se alcance la cifra anterior)

Si una vez realizada la oposición el juicio a seguir es el verbal, el mismo  juzgado citará a las partes a una comparecencia; si el procedimiento    a seguir por la cuantía reclamada es el ordinario (más de 6.000 €), el acreedor debe interponer la correspondiente demanda en el plazo    de un mes; si no se presenta, se archivarán las actuaciones.

Fuente: www.IAbogado.com

 

"; } ?>