Comunidad de Opositores
"; } else { echo "
"; } ?>

Los jueces decanos proponen tasas disuasorias para evitar procesos “innecesarios”

"; } ?>

Los jueces decanos expresaron ayer la necesidad de reabrir el debate sobre la introducción de tasas disuasorias a fin de evitar procesos “innecesarios” y  “banales” y reducir así la carga de trabajo de los juzgados.Esta es una de las iniciativas recogidas en las medidas urgentes para la reforma de la Justicia que acordaron los jueces decanos en su reunión anual, que en esta ocasión se ha celebró en Vitoria, y que propondrán al nuevo gobierno del PP.

La tasa disuasoria podría evitar demandas “absurdas” o “querellas que son retiradas a la semana de su presentación” y que colapsan los juzgados. El juez decano de Bilbao reconoció que es difícil la reimplantación de este pago que fue suprimido al inicio de la democracia porque se consideraba que limitaba el derecho de los ciudadanos a Justicia.

Sin embargo, reclamó la elaboración de un estudio “serio” que analice la situación y ha pedido que el poder legislativo se “plantee la posibilidad” de instaurarlo. También puntualizaron los jueces que no se trata de establecer” un sistema de copago”, en la justicia,  sino “tasas pedagógicas para situaciones concretas”.

Los jueces también solicitaron que el 3 por ciento del presupuesto general del Estado sea destinado a la Justicia y que dicha partida sea gestionada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que debería ser el “órgano vertebrador de la justicia en España”. En este sentido, los jueces decanos reclaman la consideración de la justicia como prestación social, un concepto en el que “parece que solo incluye a la educación y la sanidad”. Los desahucios, los despidos, las indemnizaciones por accidentes laborales que se tramitan en los
juzgados también son prestaciones sociales.

Insistieron en la necesidad de la agilización urgente de la justicia en tiempos de crisis económica porque en los juzgados hay “miles de euros
retenidos” por procesos judiciales cuya resolución se demora demasiado. Para ello  pidieron medidas legislativas para que se puedan, por ejemplo, dirimir asuntos mediante la presentación de informes periciales antes de iniciar un pleito. Para acometer todas estas reformas instaron a las fuerzas políticas a alcanzar un “gran acuerdo nacional por la justicia”, ya que el sistema actual de “dispersión y desorganización” entre el Ministerio de Justicia, las Comunidades Autónomas y el CGPJ ha resultado “ineficaz e ineficiente”.

Asimismo, han reclamado volver al sistema por el que los jueces elegían a los 12 vocales de CGPJ, el “cese del intervencionismo de los partidos políticos” en sus órganos de gobierno y una “mayor contundencia de esta institución “frente a los ataques a la independencia
judicial”. La necesidad de redefinir los partidos judiciales, la incorporación de las nuevas tecnologías de la información a la administración de Justicia y la creación de nuevas plazas de jueces fueron otras de las conclusiones de los jueces decanos.

"; } ?>